Casas de verano: Lujo y confort al alcance de pocos

Casas de verano: Lujo y confort al alcance de pocos

Casas de verano de lujo, en muchos casos, ponen de manifiesto que el lujo y el confort esta al alcance de pocos. En verano, las revistas y las secciones de sociedad centran su atención en las casas en las que veranean los famosos.

Casas de verano

Un patrimonio que solo pueden mantener unos cuantos y que en muchas ocasiones los personajes más destacados de la sociedad alquilan para pasar sus descansos veraniegos.

Aunque las casas se localizan en espacios muy diversos, lo habitual es que se encuentren en primera línea de mar o muy cerca de la costa, para poder disfrutar así de los deportes acuáticos y de las bondades del clima de estas zonas que es más templado. Algunas de ellas, incluso, tienen acceso directo y privado a la playa. Evitando así la mirada de los curiosos.

 

Características de las casas de verano de ensueño

Las casas de verano de lujo se caracterizan por ocupar grandes extensiones de terreno, en los que la vegetación, los espacios para la práctica de deportes al aire libre y las vistas al mar son las tónicas dominantes.

Independientemente del estilo que se haya escogido para su materialización, se trata de viviendas con una superficie que ocupa muchos metros cuadrados, en las que el número de habitaciones supera generalmente la docena y donde los estilos decorativos se multiplican.

 

Casa de lujo de verano y decoración

Casas de verano

Para el exterior de la vivienda los decoradores optan por la creación de ambientes diferentes empleando los toldos y cenadores como elemento de apoyo. En este sentido, es habitual que encontremos zonas para el baño, para hacer barbacoas, para disfrutar de comidas al aire libre o de paseos de sobremesa.

En todos los casos se crean espacios con ayuda de elementos como cortinajes, toldos modernos que permiten modificar su orientación atendiendo a por dónde llega la luz ese día, etc.

El interior de las viviendas suele estar equipado con todas las novedades en lo que a electrodomésticos y confort se refiere. Es decir, son espacios que cuentan con wifi en toda la vivienda, en las que prima el color blanco en la decoración de todas las estancias, y donde los sistemas de cortinaje se adaptan a la orientación de cada habitación.

Así, las que reciben más luz suelen contar con sistemas como el estor, (ya que nos permite hacer variaciones de la entrada de luz y calor en la estancia), mientras las terrazas con grandes ventanales orientadas al mar disponen de las clásicas cortinas de tela que le dan una sensación de ligereza al espacio y aprovechan la entrada de aire por el movimiento de las olas.

Casas de verano

Aunque hay disparidad de criterios decorativos, lo habitual es el denominado estilo ibicenco; combinados con tonos azules (especialmente el denominado azul ancla) y algunas notas de amarillo (que hacen un guiño a la flora del clima mediterráneo). Una tríada de colores que comunica equilibrio y energía, claves para el disfrute de una temporada de descanso como es la veraniega.

Por lo general, las casas de lujo de verano suelen tener un par de piscinas. Una de ellas climatizada. Son construcciones con formas diversas en las que encontramos, desde la clásica piscina rectangular en pendiente hasta las que tienen formas extravagantes como una guitarra o un delfín. También es habitual encontrar una zona de baño para los más pequeños o un jacuzzi situado en el jardín.

En algunos casos, las viviendas cuentan con asistenta del hogar para facilitar el mantenimiento adecuado de la casa y el descanso de quienes en ella se alojan. Este servicio se encuentra incluido en el alquiler de las mismas aunque a veces se ofrece como mejora de la oferta publicada.

Dado el alto coste de las casa de verano de lujo, lo ideal es acudir a ellas en grupo para compartir los gastos. Y es que su precio es desorbitado para la mayoría de las personas.

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code
Compare